Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

7.9.12

W. S.

Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.

Esas travesuras tontas que, aunque los padres las regañen, ellos mismos las han cometido (hipocresía). Es como Alicia: todos le dijeron que se estuviera quieta y ella siguió al conejo blanco hasta el país de las maravillas. Es exactamente lo mismo.
Porque cuando Alicia es la protagonista, es ingenua y se siete perdida en el país de las Maravillas, el amor, en cuanto aparece, se vuelve ingenuo, preocupadizo, novato y perdido en un torrente de emociones. Además, como el conejo blanco, siempre llega tarde; o, por lo menos, más tarde de lo que a los amantes les hubiera gustado. Se parece al gato de Cheshire porque siempre estuvo ahí, pero nunca lo vimos hasta que se hizo visible. A los reyes de Corazones, porque... en fin, sin palabras. Como la oruga, es sabio pero a la vez está loco, tiene que compensarse algunas veces de algo de cerebro. Los gemelos son como las almas de los amantes, gemelas. Y el grupo de no cumpleaños del amor es que no hay un día en el año para celebrar, sino se celebra todos los días simplemente porque existe.

2 comentarios:

  1. ¡¡¡Me ha encantado el paralelismo Mae!!! Con tu permiso, difundo esta entrada en mi página de facebook!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes todo el permiso que quieras, jeje. ¡Un besito, sigue bien y gracias por leer!

      Eliminar

Los comentarios son un espacio de libre expresión: diga lo que quiera, ya sea una opinión, una crítica o simplemente un comentario.
Sólo hay que respetar estas normas básicas:
1- No insulte ni a mí ni a otro bloggero.
2- Puede invitar a entrar a su blog, pero no haga spam descarado.
3- Cuide un poco la ortografía en la medida de lo posible.