Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

23.8.12

¿Cómo estas?

Basado en algo que ocurrió hace aproximadamente un año y medio.

-Buenas, ¿cómo te encuentras? ¿Estás bien?
-¿Eh? Hola. Sí, claro. ¿Por?
-Tienes mala cara.
Claro que tengo mala cara; si no he dormido, no he soñado, no he volado entre mis ilusiones. Si ya no me quedan ilusiones, ¿cómo pretendes que esté bien?
Pongo sonrisas lacrimosas en la cara destrozada por los balazos que un francotirador me va metiendo en cada esquina que doblo en la vida. ¿De qué me sirve sonreír cuando se ven las marcas del delineador de ojos corrido en mi cara? ¿Para qué, si lo único que quiero es sacar mi mal afuera? ¿Por qué me siento sola, aunque no esté sola, aunque mil personas rellenen mi vida? ¿Por qué me siento tan estúpida, incapaz, inútil, impotente ante una barrera que otros ni siquiera tienen? No entiendo por qué soy así. Por qué siento esa especie de vacío interior CONSTANTEMENTE hasta el punto en que me impide respirar y me hace tirarme del pelo y darme golpes contra la pared hasta que me encuentro demasiado cansada y mareada como para seguir despierta. No sé por qué hago muchas cosas inútiles que hago. No sé nada.
Por qué me ha tocado a mí vivir los episodios que me han tocado desde que tengo memoria es algo que me pregunto todos los días. Hay tantas cosas que no entiendo y no sé, y tantas cosas tan fáciles que podría hacer para librarme del maldito sufrimiento que me atenaza día sí y día también que siento miedo. Tan fácil sería acabar con todo como tan difícil pensar en quién dejaría al otro lado con una parte de la vida destrozada.
Simple y llanamente, mi vida se puede resumir en dos palabras: ¿por qué?

2 comentarios:

  1. Sentirse atrapada en una vida que asfixia una y otra vez con sus retos, con sus obstáculos, con sus caprichos. Desear huir sin mirar atrás, sin pensar en nada ni en nadie más que en uno mismo. Son sensaciones de las que nadie está exento en algún momento de esto que llaman vivir.

    Hola Mae!! He llegado hasta tu blog a través de El Club de la Escritora y... ¡me quedo! Me gustan tus reflexiones. Felicidades por tus palabras!
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desraciadamente, es así para muchos. Menos mal que ya no soy tan radicalista con respecto a ese tipo de pensamientos.
      Gracias por quedarte, espero seguir gustando ya que últimamente escribo más que en meses anteriores, je, je.
      Otro beso para tí, y que tengas mucha suerte en todo!

      Eliminar

Los comentarios son un espacio de libre expresión: diga lo que quiera, ya sea una opinión, una crítica o simplemente un comentario.
Sólo hay que respetar estas normas básicas:
1- No insulte ni a mí ni a otro bloggero.
2- Puede invitar a entrar a su blog, pero no haga spam descarado.
3- Cuide un poco la ortografía en la medida de lo posible.