Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

30.12.11

El silencio no es un color

El mundo está hecho de personas grises.
Personas grises con caras grises, sin expresión. Vestimentas grises, sin distinción. Pensamientos grises, sin opinión.
Todas estas personas grises están atrapadas en una jaula llamada "sociedad". Conviven conversando de temas grises, trabajando en cosas grises y viviendo en una ciudad gris.
El humo gris nubla su vista y no les deja ver más allá de sus propias manos grises. No ven que caminan sobre cadáveres y sangre gris. No ven que pueden encontrar color en su interior y eliminar el daltonismo del mundo.

El el mundo hay personas de color.
No son predominantes, pero sí distintas, entre todos y entre sí. Son personas de color con caras de color, con sonrisas, lágrimas; son personas que visten de un tono fosforescente, pero nunca igual, de todos los colores habidos e invisibles al ojo humano; personas con pensamientos en tres, cuatro y hasta cinco dimensiones de colores impensables.
Son estas personas coloridas las que corroen los barrotes de su existencia, se saltan la monótona rutina y viven por encima de las nubes, por debajo de la tierra y más allá de los confines del Universo.
Iluminan su alrededor como luciérnagas, brillan y disipan cualquier tipo de niebla, viendo todo: la maldad y la bondad, la justicia y la injusticia; ellos marcan la diferencia con una línea de un color inexistente en el arcoíris.

Sin embargo, las personas grises ansían la emoción que irradian las de color; las engullen y, desgraciadamente, muchas veces, alguien que pudiera ser distinto pasa a ser una aburrida y burda persona de color gris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son un espacio de libre expresión: diga lo que quiera, ya sea una opinión, una crítica o simplemente un comentario.
Sólo hay que respetar estas normas básicas:
1- No insulte ni a mí ni a otro bloggero.
2- Puede invitar a entrar a su blog, pero no haga spam descarado.
3- Cuide un poco la ortografía en la medida de lo posible.