Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

27.11.11

Diez segundos en mi cuarto y descubrirás quién soy

Miro a mi alrededor.
Frente a mí está mi querido portátil Fujitsu Siemens, que lleva conmigo unos cuantos años y cada día está más destartalado. Si tiras de la pantalla, se desprende por uno de los lados y la batería es de aproximadamente 20 minutos. A un lado está mi lapicero, tengo varios bolis Bic, lápices, subrayadores, típex y un cargador de móvil. Al lado, otro lapicero más chiquitito que me trajo mi abuela de Salamanca, con una ranita en relieve. 
Mis cascos están sobre el escritorio, en la zona izquierda, al lado del móvil y un poco más allá hay un libro de Laura Gallego que me estoy leyendo estos días. 
Cerca del libro hay un cubo de Rubik con un reloj-despertador encima, el cual lleva años funcionando sin cambiarle la pila. También, a unos veinte centímetros, hay un peluche de un gato-esqueleto que me regaló mi mejor amigo, junto con una Death Note y una pluma. Hay un frasquito ambientador con olor a vainilla, y detrás, 25 libros de temática juvenil, y en la estantería de arriba otros tantos. En esa mismo estante, hay un marco con forma de gato sosteniendo una foto que tomé hace cuatro años con unas amigas. También hay varias caracolas que mi padre me solía traer de la playa. Faltan los libros de Memorias de Ihdun, ya que los tiene mi amiga Morfeo.
Un estante más arriba, (voy por el tercero, ya es el último de la izquierda) hay una foto mía y de mi hermano cuando fuimos a Disney en Orlando, y una foto de cuando yo era pequeña, apenas con un año o dos. También hay tres cajitas: una, la más pequeña, donde guardo delineador, lápiz, coleteros y demás; otra, que es la más grande de las que tengo sólo una carta de mi mejor amigo; y la tercera, de tamaño medio, tiene guardadas dentro infinidad de poemas, relatos, escritos por mí o por otras personas, que hablan de sentimientos. Es la llamada "Cajita de los Sentimientos".
En un estante que hay pegado a ese, volviendo a la derecha (y justo encima de mí) hay otros tantos libros, el juego de "Los hombres lobo de Castronegro", un diploma del programa de matemáticas especiales y un pequeño librito sobre los géminis que podría caber en la palma de la mano, junto a un libro de fotografías de gatos. Al lado hay un perro de peluche me regaló mi abuela, y en el primer estante (que son tres) de arriba en el lado derecho hay unos bombones que me regaló One no hace mucho, con todas las cosas que le gustan de mí escritas en papelitos dentro y un Kinder Sorpresa con un papel dentro que pone "Nunca dejaré de sorprenderte". También hay una hucha cerdito que poseo desde que tengo memoria. En el estante de abajo, una hucha de madera que sólo yo sé abrir, y muchas figuritas que he ido consiguiendo a lo largo del tiempo (en mi comunión, en la casa de mi abuela, en diversos lugares del mundo... Finalmente, en el primer estante hay tres joyeros con adquisiciones de la familia, e infinidad de pendientes, entre los cuales están unos célticos artesanales que me regaló mi abuelo.

Si miro a mi derecha, veo una ventana, y si miro a mi izquierda veo mi pared, en la cual hay un cuadro hecho a punto de cruz que me regaló una prima de mi madre a la que quiero muchísimo, y mi corchera. 
En mi corchera, encontramos infinidad de cosas: dos dibujos que me hizo mi mejor amiga, entradas del metro de parís, una foto mía tocando el piano, entradas de cine, una carta de un amigo, billetes de avión, entradas a la torre Eiffel, el Arco del Triunfo, el Jardín des Plantes, una foto de hace siglos, un mapa de Longford (el pueblo irlandés al que voy en verano), un fantasmico hecho en el taller de Hama (técnica japonesa para hacer figuras), el parte de nacimiento de mi gata Lili, una huella de mi otra gata Bolita, una estrella hecha de madera por mi mejor amigo, un dibujo de mi hermano, un sello irlandés, un papel que pone OPTIMISMO, un piano que me regaló mi amigo Alucard hecho también con Hama, varios dibujos de mis amigas (un intento de dibujo manga, un "átomo de Fanta" llamado Naranjito) una dedicatoria de Sergio, mi amigo colombiano, cuando se fue a vivir a otro lugar, entradas de las dos últimas ferias manga, un diploma de Sub-campeones en "La búsqueda del tesoro en Longford" y un póster de Rise Against.

Detrás de mí, está mi piano, con un montón de partituras encima, mi estuche en forma de gato y la antigua guitarra de mi madre (que ahora es mía) en su funda irlandesa. Hay un payaso colgando del techo en un columpio, y un espejo en forma de ventana. Atrás está mi armario, y junto a la pared, mi cama con el edredón fucsia (fosforito, me encanta) Encima de mi cama hay un peluche de un gatito que me regaló mi mejor amiga las navidades pasadas. También tengo la mochila en el suelo y la mochila de "salir" (soy mochilera) con dos cuadernos de dibujo, una libreta de pentagramas, la libreta del aburrimiento para escribir, y un Álbum del Aburrimiento, donde voy guardando mi arte.

Es una entrada un poco grande, pero me describe bastante bien, y como estaba aburrida... Si habéis llegado hasta aquí, sois unos grandes seguidores, gracias por leerme... y un beso a todos :)

1 comentario:

Los comentarios son un espacio de libre expresión: diga lo que quiera, ya sea una opinión, una crítica o simplemente un comentario.
Sólo hay que respetar estas normas básicas:
1- No insulte ni a mí ni a otro bloggero.
2- Puede invitar a entrar a su blog, pero no haga spam descarado.
3- Cuide un poco la ortografía en la medida de lo posible.