Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

17.4.11

Me duele tu silencio

No te entiendo, no consigo comprenderte. 
No sé cómo hacer para interpretar tus respuestas ni qué responder para que interpretes bien las mías. No sé cómo reaccionar a tus actos ni cómo actuar porque no puedo predecir tu reacción.

¿Por qué nada es como antes?

No sé cómo decirte que estoy arrepentida, sea lo que sea que haya hecho, sea lo que sea por lo que te hayas enfadado, yo lo siento, lo siento y lo siento una vez más. Lo siento mil veces. No sé cómo decirte lo que siento para que tú me respondas como me respondías antes. No sé cómo demostrarte mi arrepentimiento y mis sentimientos, no sé cómo mostrarte todo lo que pienso. No sé ya cómo decirte que tu actitud me duele, te quiero, pero me duele. 
Cada silencio, cada pausa, cada respuesta escueta me duele. Se arrinconan en mi corazón y lo rompen desde dentro. Me rompes desde dentro. Y ya no sé qué hacer para que te des cuenta.
Cada vez que recuerdo todo lo que me decías, "para siempre", "lo nuestro", "ya verás dentro de unos años"; todo eso que me decías con tanto significado, tan lleno de amor, tan dulce que dejabas el mar más salado, tan especial; cosas que ahora me dices pero parecen vacías, sin ganas, monótonas. O que directamente no me dices.

Estoy muriendo por dentro y no te das cuenta.
Pero, ¿sabes qué?, te sigo amando con todas mis fuerzas.

1 comentario:

  1. No sabes todo lo que te entiendo. Hasta hace unos meses yo estaba igual, y aunque duela (que se que lo hace) lo mejor es cortar por lo sano. Habrás probado mil y una formas de volver a estar como antes, habrás hablado con él, y nada. Date un tiempo, aunque sea solo por ti. No siempre es verdad eso de que quién bien te quiere te hará llorar. Muua :)

    ResponderEliminar

Los comentarios son un espacio de libre expresión: diga lo que quiera, ya sea una opinión, una crítica o simplemente un comentario.
Sólo hay que respetar estas normas básicas:
1- No insulte ni a mí ni a otro bloggero.
2- Puede invitar a entrar a su blog, pero no haga spam descarado.
3- Cuide un poco la ortografía en la medida de lo posible.