Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

25.3.11

Especial

-Una pregunta: ¿tienes el número de teléfono de Dios?
-No, ¿por?
-Es que se le ha perdido un ángel, tenía que avisarle. Creo que la he encontrado.


Y, gracias a cosas como esta, consigues hacerme sonreír y que mi vida sea mejor. 
Y, con detalles como este, haces que me enamore más y más de tí.
Y, con palabras como estas, haces flotar la alegría que, hace un tiempo, se perdió en un océano de tristeza. Frases como esta son las tablas flotantes a las que mi felicidad se aferra para no hundirse. La mantienes a flote. La mantienes viva. Me mantienes viva. 


Podría gritarle al mundo que te quiero, pero te lo diré al oído. ¿Por qué? Porque tú eres mi mundo.
Te quiero.


-Oye, Mae, ¿cómo sabes cuándo te estás enamorando?
-No lo sé, simplemente llega un momento en que lo sabes.



21.3.11

Necesito ayuda

Bueno, más o menos ya me han levantado el castigo... (vale, lo reconozco, no me lo han levantado en lo más mínimo, pero yo hago como quiero).
Bueno, ya que tengo un momento, quería deciros, a los que leáis esto, que necesito; no quiero, necesito (bueno, las dos cosas) ayuda. Estoy intentando escribir un libro pero no sé si tengo errores de sintaxis o sabe-Dios-de-qué. Entonces, quien quiera ayudarme a corregir (o, simplemente, quien quiera leer mi intento de novela), agregadme a mae.taras@hotmail.com, y os pasaré los tres primeros capítulos, ¿ok?
Bien, creo que eso es todo; despedirme y hasta... hasta que vuelva a coger este trasto y/o vuelva la inspiración a mi cabeza...

13.3.11

¡Castigada!

Eso, no tengo mucho tiempo que como me caten en el ordenador, la cago. Sólo decir que estoy castigada y quería despedirme. No desesperéis, no es para siempre, sólo un adiós temporal.
Sin más dilación, me voy que mi madre está dando vueltas por el pasillo y debería soltar el ordenador...
¡Hasta pronto!