Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

27.12.10

A un océano (y pico) de distancia.

A esa distancia me encuentro de ti. 
Solucioné mis dudas y, desde aquel día, no tengo duda alguna de que te quiero... te necesito, necesito que me abraces y me libres con tu calor de este frío de la península.
Echo de menos tus besos, caricias, bromas y risas. Tu forma de hablar. Tu tacto. Todo tú. Te echo de menos...
Son numerosas las noches que me he sentido fría -no solo por fuera- por tu ausencia, por la certeza de que si te llamo al móvil tu voz tendrá que viajar miles de kilómetros hasta llegar a mí. La desilusión de no poder estar contigo en Nochebuena en la playa, como habíamos planeado hacer. La simple idea de no poder besarte cada día me desilusiona, me congela, me marchita, me hiere. 
Te necesito junto a mí, y lo sabes. Cada día te extraño más y ya no me sirve el simple hecho de oír tu voz en el teléfono.
¿Cómo me siento ahora?
Sola.
Esperando el día nueve. Nueve de enero de dos mil once. 


PD: os actualizo mi vida: he suspendido dos (aunque en realidad sólo me merecía suspender biología, tengo que reclamar la otra) y estoy castigada. No sé cómo me las he ingeniado para coger el portátil (de mi madre)... Me encuentro lejos de mis Canarias y lejos de mi C*****, y odio esta sensación (como explico arriba). Estoy leyendo Canciones para Paula, y he cogido la manía de asociar todo lo que siento con alguna canción (sí, sé que es raro). Tengo frío y empiezo a odiar la nieve. Me he vuelto a pelear con mi madre. Todo es un asco. 
Hasta más ver y hasta que encuentre la manera de renovar desde el móvil de una manera cómoda...
PD2: a partir de ahora (y para que no haya confusiones) etiquetare las facetas de mi vida con "mi diario", así que prestad atención a las etiquetas...
PD3: ¡Ah! Ana. Sí es cierta mi anterior entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son un espacio de libre expresión: diga lo que quiera, ya sea una opinión, una crítica o simplemente un comentario.
Sólo hay que respetar estas normas básicas:
1- No insulte ni a mí ni a otro bloggero.
2- Puede invitar a entrar a su blog, pero no haga spam descarado.
3- Cuide un poco la ortografía en la medida de lo posible.