Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

9.7.10

No-inspiration (por enésima vez)

No sé qué me pasa, en serio. Ni siquiera he leído las entradas de los blogs que sigo en los últimos tres días.
Estoy ansiosa, desesperada, melancólica, feliz, idiota, loca, ausente y cercana al mismo tiempo. ¡¿Sabéis lo que es eso?!
¿Y sabéis cual es la coña de todo esto? Que no sé por qué. Y me reconcomen las dudas.
¡Venga ya! ¡Si ni siquiera he tenido ganas de escribir! ¡Es totalmente inaudito!
Ni siquiera encuentro la inspiración, aunque sean las dos y media de la mañana (sí, estoy conectada a escondidas a las dos y media de la madrugada, ¿y qué?). Pensé en escribir una entrada ahora, porque hacía mucho tiempo que no escribía y además me han vuelto las ganas. ¿Y con qué me encuentro? Con que, por enésima vez, no sé que escribir. Seguidores/as, no sé como demonios aguantáis a esta loca que se desahoga escribiendo sus rayaduras mentales en un blog. (Coña del asunto: les cuento mis trabes y rayaduras mentales a quince personas de las que, en su mayoría, no sé nada de ellas; en su menoría, son algunos de mis mejores amigos).
·Deberes para antes del lunes: poner la mente en marcha (un poco), escribir algunos microrrelatos y publicarlos, escribir la sexta parte de Cosas de la vida y continuar con el tercer capítulo de mi libro.
Vocecilla en mi interior: me da vagancia (sí, ya sé que vagancia no existe, pero me gusta más que pereza)
Yo: me da igual, quiero hacerlo.
Bueno, os sigo agradeciendo que leáis a esta loca...
¡¡¡Os quiero!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son un espacio de libre expresión: diga lo que quiera, ya sea una opinión, una crítica o simplemente un comentario.
Sólo hay que respetar estas normas básicas:
1- No insulte ni a mí ni a otro bloggero.
2- Puede invitar a entrar a su blog, pero no haga spam descarado.
3- Cuide un poco la ortografía en la medida de lo posible.