Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

3.4.10

Tan ciega

No entiendo cómo pude estar tan ciega. Ahora me acuerdo de aquella mañana y las lágrimas acuden a mis ojos. Cuando entré por la puerta del instituto, con el rostro bañado en lágrimas... Tú me viste y acudiste en mi auxilio, preguntándome si me pasaba algo. Cuando te dije: no, nada; me agarraste la mano y me diste la vuelta, abrazándome. Lloré en tu camiseta dándote puñetazos en el pecho, me acuerdo perfectamente. Cuando al fin alcé la mirada, me encontré con la tuya, en aquel momento indescifrable para mí, hoy demasiado clara. No quiero ni imaginarme todo el sufrimiento que albergaste en tu interior durante todos aquellos recreos, todas las tardes, ratos libres... no quise pensar que todo aquel tiempo que estubiste conmigo pudiera hacerte daño porque en aquel momento eras lo único que yo tenía. Ahora que sé acerca de tus sentimientos por mí maldigo al maldito que nos hizo tanto daño a los dos, a mi directamente, a tí por mi culpa... y me maldigo a mí misma por no poder apreciar lo que tengo, por no poder quererte como tú me quieres a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son un espacio de libre expresión: diga lo que quiera, ya sea una opinión, una crítica o simplemente un comentario.
Sólo hay que respetar estas normas básicas:
1- No insulte ni a mí ni a otro bloggero.
2- Puede invitar a entrar a su blog, pero no haga spam descarado.
3- Cuide un poco la ortografía en la medida de lo posible.